La depilación láser, el deporte y el bronceado en verano

La depilación láser para deportistas es una tónica habitual para eliminar el vello corporal en este sector. Es una técnica que se lleva utilizando un tiempo para eliminar el vello de forma más permanente que con la cera o rasurándolo, aunque era especialmente utilizado por mujeres.

Actualmente y cada vez con más intensidad, el láser está siendo utilizado por deportistas que se aprovechan de sus ventajas. La eliminación del vello ayuda a que si se produce cualquier herida durante la práctica deportiva disminuye el riesgo de infecciones, ya que es más sencillo mantener la piel limpia y seca.

También facilita que los fisioterapeutas puedan trabajar adecuadamente, y además, en algunos deportistas como los runners o los nadadores, la ausencia de vello puede facilitar la consecución de una marca deportiva al disminuir el rozamiento, permitiendo un aumento de la velocidad.


¿Cuál es el mejor láser para deportistas?

El motivo más recurrente de la depilación láser en deportistas es que cuando la piel está depilada, se evita que se mezcle el sudor con el vello y se mantenga ahí durante más tiempo.

Sin duda un láser SHR (Super Hair Removal) es uno de los más indicados para eliminar el vello corporal de forma efectiva, segura y eficaz. Lo más destacable del mismo y lo que hace que sea especialmente indicado para deportistas es que deja la piel mucho más suave, consigue que no se irrite y, sobre todo, evita que aparezca la temida foliculitis o inflamación de los folículos pilosos.

Este láser es, además, muy indicado para aquellos deportistas que practican su actividad al aire libre. Esto es así ya que no influye que tu piel haya estado expuesta al sol para poder realizar o no el tratamiento. Con otros tipos de láser no es conveniente realizarte la sesión en caso de haber tomado el sol las semanas previas.


¿Qué diferencias se pueden apreciar entre un láser SHR y el resto?

El láser SHR utiliza la fototermólisis progresiva, es decir, no se realizan disparos de alta temperatura sobre la piel, sino múltiples disparos por segundo para calentar el folículo. Esta es una de las diferencias fundamentales con otros métodos. Es el motivo por el que con esos otros métodos se sentía dolor y con el SHR simplemente una ligera sensación de calor.

Este método es también mucho más rápido y se puede utilizar con gran eficacia para todo tipo de piel. No importa si tienes la piel más o menos morena, puesto que el calentamiento no se produce en la epidermis, sino en las capas más internas de la piel.
¿Este láser es más agresivo con tu salud?

Con cualquier otro tipo de láser, los disparos se realizan a alta temperatura sobre la epidermis. Esto causa un ligero dolor y además una agresión a la piel que supone un envejecimiento prematuro. Por ello era necesario un tratamiento posterior adecuado y un reposo frente a la exposición solar de al menos un par de semanas.

Con la tecnología SHR no existe tal agresión. Los disparos se realizan a menor temperatura pero un mayor número de ellos por segundo, así que la piel apenas se calienta y no envejece. Por tanto, se puede afirmar que esta depilación láser para pieles bronceadas es la más segura e idónea.


¿Puedo depilarme en verano con piel bronceada?

Cuando se utiliza la técnica de depilación láser para pieles bronceadas SHR, no existe ningún tipo de problema en realizar un sesión de depilación dos días después de tomar el sol. Eso sí, posteriormente a la sesión deberás dejar un tiempo para volver a exponerte al sol, independientemente de que la zona tratada sean las piernas, el pecho o cualquier otra.

Aunque este intervalo tendrá que ser únicamente de un par de días o 48 H.

Esto es posible porque como ya se ha explicado anteriormente la piel no recibe ninguna agresión y se encuentra totalmente sana.


¿Cuánto tiempo se tarda en realizar una sesión con esta tecnología?

Otra de las novedades que incluye esta tecnología es que no hay que levantar el cabezal para disparar, sino que el manípulo se desplaza de forma continuada emitiendo pulsos de baja energía que acumulan el calor en el bulbo. 

Es una tecnología que está indicada para todo tipo de piel y que disminuye considerablemente el tiempo que se tarda en realizar el tratamiento.

¿Consideraciones acerca del deporte y la depilación láser?

Realmente no hay que tener en cuenta muchos aspectos de manera previa a la realización de una sesión. Pero si acabas de practicar algún tipo de deporte, es importante que la zona a tratar esté completamente limpia, seca y que no tenga restos de cosméticos como cremas, aceites, maquillajes o desodorantes.

Si durante los días previos al tratamiento es necesario eliminar el vello, es mejor hacerlo con una cuchilla a realizarlo con unas pinzas o cera, de esta forma el tratamiento será más eficaz.

Es importante también que la zona no contenga sudor, ya que si esto ocurre se forma una capa de grasa sobre la piel que dificulta la penetración del láser.

Es mejor acudir a tu cita tras unas horas de hacer deporte, ya que en ese momento la circulación sanguínea es mayor por lo que no es recomendable realizar el tratamiento poco tiempo después de haber realizado cualquier tipo de ejercicio intenso.

Es conveniente esperar tres o cuatro horas después de hacerte tu sesión de depilación láser para practicar tu deporte habitual.

La ropa que debes utilizar después no debería ser muy ajustada, para que la piel respire. Y al terminar la actividad física evita ducharte con agua demasiado caliente.

Es recomendable utilizar los productos hidratantes, calmantes y regeneradores que te recomiende tu especialista.

 En función de tu sensibilidad, como máximo tardarás 24 horas en poder volver a tu rutina deportiva habitual.

No existe ningún tipo de incompatibilidad en que se practique la depilación láser para deportistas con esta técnica, porque la piel no se verá afectada y los resultados serán muy buenos.

Facebook Twitter Pinterest Instagram